¡RETRASANDO LO INEVITABLE! Con esto intenta ganar tiempo el Gobierno

0
2643

La MUD tiene como meta lograr salidas electorales a corto plazo, pero el gobierno trata de que Nicolás Maduro termine su mandato y que los comicios sean en 2018

Los primeros indicios de que el dialogo entre la oposición y el gobierno fue exitoso lo vimos con la liberación de cinco presos políticos, el diferimiento de la declaratoria de responsabilidad política de Nicolás Maduro y la suspensión de la marcha a Miraflores, sin embargo, en la mesa del diálogo existen dos temas clave que generan reservas y podrían dar al traste con un acuerdo: la fecha de las elecciones presidenciales y el apoyo al plan económico socialista. Pero a pesar de esto el régimen oficialista no parece importarle pues incumplió su compromiso de bajarle el tono al discurso violento al atacar a Voluntad Popular, lo que paralizó el trabajo de las mesas técnicas.

El alcalde Carlos Ocariz, uno de los representantes de la MUD en el diálogo, aseguró que en la alianza hay consenso para que el 11 de noviembre se pida una salida comicial. Asomó que hasta ahora maneja la idea de elecciones para el primer trimestre de 2017.

“Queremos una solución electoral en el corto plazo a la profunda crisis del país, producto de la nefasta política del gobierno. Tenemos dos vías: la reactivación del referéndum revocatorio y unas elecciones adelantadas”, indicó.

En reacción, el oficialismo presentó en la reunión del 30 de octubre el cronograma electoral que aceptaría: elecciones de gobernadores en julio del próximo año, alcaldías o municipales en septiembre de 2017, y parlamentarias y presidenciales en marzo de 2018. No obstante, Jorge Rodríguez, comisionado presidencial de verificación de firmas, afirmó ayer que el cronograma ya lo fijó el CNE, que las gobernaciones serían para el primer trimestre de 2017 y alcaldías, a finales de ese año. “Presidenciales y Asamblea como lo pauta la Constitución”, dijo. Es decir, la primera, a finales de 2018 y la segunda, en 2020.

Desde el 30 de octubre la MUD estuvo en desacuerdo e inicialmente abogó por comicios presidenciales en 2016, y unas mega elecciones en julio en 2017 (gobernadores, municipales, legislaturas).

No al plan económico. El segundo tema polémico es el económico. El gobierno presentaría al Parlamento la Ley de Presupuesto 2017, pues requiere que sea aprobado en este foro para ascender a créditos internacionales. En el proyecto, avalado por el TSJ, se establece en 3% el endeudamiento externo porque Miraflores sabe de la limitación foránea.

“El Ejecutivo necesita entre 25 millardos y 30 millardos de dólares y debe contar con la autorización legislativa para que tenga validez, de allí el interés por el presupuesto”, según fuentes del Parlamento.

El gobierno solicitó a la MUD apoyo al plan económico socialista. La oposición recordó que la Asamblea aprobó un programa y en respuesta se le indicó que ejecutarían el plan económico elaborado por la Unasur. Este establece la unificación cambiaria y la eliminación del control de precios.

Carlos Ocariz afirmó que la MUD apoya un plan de solidaridad en alimentos y medicinas para sectores específicos y urgentes, así como un acuerdo nacional para mejorar el abastecimiento de alimentos, medicinas y materia prima.

Preacuerdos. Los integrantes de las mesas de trabajo del diálogo se reunieron el lunes en el museo Alejandro Otero, a pesar de que los ex presidentes José Luis Rodríguez Zapatero, Martín Torrijos y Leonel Fernández partieron de Caracas. Sin embargo, el martes y ayer se suspendieron, debido a la guerra verbal entre el gobierno y Voluntad Popular.

La MUD ha sido recibida por el monseñor Claudio María Celli en la Conferencia Episcopal, y sus representantes son Carlos Ocariz (mesa electoral), Timoteo Zambrano (derechos humanos), Jesús Torrealba (económica) y Luis Aquiles Moreno (paz). Sin embargo, en el tintero quedan las propuestas de las partes que estarán condicionadas a la existencia de voluntad política.

1) En el caso del CNE,  en el que la Asamblea Nacional debe escoger cinco rectores (dos principales y tres suplentes) antes del 3-D, se plantea que el oficialismo y la oposición presenten, cada uno, dos candidatos y un quinto que sería nominado por las universidades. El Poder Moral presentaría una terna al Legislativo, una vez que se reconozca a este foro. Ocariz pidió lograr un consenso para que el 4 de diciembre estén designados los nuevos rectores.  “Trabajamos en eso y la carpintería se vería después”,  añadió el alcalde, acompañado por dirigentes de la Unidad.

2) En segunda instancia, el TSJ ordenaría repetir las elecciones parlamentarias en Amazonas, una vez que sean desincorporados los objetados por el PSUV, cuestión que podría ser el martes 8-N cuando sesione el Legislativo. “Esa es una condición necesaria para que la Asamblea esté legal. Mientras estén los de Amazonas, estarán en desacato”, alegó el diputado del PSUV, Víctor Clark. El jefe del Bloque de la Patria, Héctor Rodríguez, dijo que había otra condición: “Que el Parlamento reconozca que sus actos, desde enero hasta la fecha, son nulos para que pueda seguir su trabajo”.  Ocariz, miembro de la mesa electoral,  señaló que debe fijarse fecha para las elecciones en Amazonas. En nombre de la MUD propuso la reinstitucionalización del país y especialmente del CNE y el TSJ: “Que el Poder Legislativo, que ha sido vapuleado, tenga el peso según la Constitución”.

3) Liberación de políticos. La MUD emplazó al gobierno a presentar un cronograma para liberar a los presos políticos, el cese de las causas penales y administrativas a los disidentes y el retorno de los exiliados. Los delegados de la MUD revisan con la Nunciatura Apostólica los casos de las personas que tienen medidas cautelares, aproximadamente 2.200 según el Foro Penal.

RECUADRO

MADURO: “Ni con balas ni con votos entran a Miraflores”

El talante democrático de Nicolás Maduro quedó en evidencia ayer en cadena nacional. “No entrarán a Miraflores ni con votos ni con balas. Más nunca volverán ni por las buenas ni por las malas”, advirtió, al comparar los sucesos de abril de 2002 con la marcha que promovió, y luego suspendió la MUD, ayer hasta el palacio de gobierno.

El presidente rechazó las condiciones de la oposición de cumplir antes del 11 de noviembre y dijo que hay sectores que desean salirse del diálogo, a pesar de que ha comenzado bastante bien. “No puede haber ultimátum, hay que trabajar. La alternativa al diálogo no puede ser un golpe de Estado. Que nadie se levante de la mesa. Ni debe acabarse solo porque en ese plazo no se cumplen las exigencias de un vocero de la oposición. Nadie trate de engañar con expectativas sobre proceso de paz que apenas comienza”, emplazó.

Informó que presentaron unas propuestas que espera sean cumplidas por la Asamblea Nacional. Una de ellas es la aprobación del Plan Económico Socialista o Revolución Económica. “Comprométanse al cese de la guerra financiera que mantienen. Hace falta una revolución económica profunda y radical. En 2017 y 2018 trabajaré por la estabilidad social, estructura económica y la paz política”, expresó.

Fuente



Comen

Comentarios

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta